El Desafío de la Logia Independiente

Ampliando el Puente Diario Entre
Ética, Autoconocimiento y Teosofía  

Carlos Cardoso Aveline

 

La gran ecuación del Karma, para los amigos de la Logia Independiente de Teósofos, está en la relación entre la palabra y el hecho, el ideal y el gesto práctico, la literatura estudiada y la vida diaria.

Lo mismo ocurre con los patrones emocionales de cada uno.

El desafío es más o menos el mismo para todos los que buscan la verdad y el conocimiento sagrado.

En el siglo XIX, Helena Blavatsky escribió que a partir del año 1900 los psicólogos iban a tener mucho trabajo. En las Cartas de los Mahatmas, vemos a un Maestro esclarecer que todo el proceso de pruebas para el discipulado acontece en la sociedad moderna por los desafíos psicológicos y por el autoconocimiento del yo inferior, en su relación silenciosa con el yo superior.

El instructor aclaró:

“Ahora el aspirante es asaltado totalmente por el lado psicológico de su naturaleza. La serie de pruebas a las que se somete – en Europa y en la India – es la del Raja-Yoga y su resultado es – como se ha explicado a menudo – el de poner en evidencia todo germen, bueno y malo, que haya en su temperamento. La regla es inflexible y nadie se libra, tanto que sólo nos escriba una carta o que en la intimidad de su propio corazón formule un fuerte deseo de recibir comunicación y conocimiento ocultos.” [1]

Nuestras páginas web asociadas ponen al alcance del público libros y artículos sobre el tema de la Psicología. Los estudiantes de la Logia Independiente debaten de varios modos la ampliación del puente esencial entre autoconocimiento, teosofía y ética. Esa es una prioridad en materia de pedagogía. No basta estudiar y repetir las ideas del conocimiento teosófico. Es preciso que cada uno cambie en la vida diaria tanto la dirección como la substancia de sus metas emocionales, y esto sucede a medida que el nivel de consciencia se torna más elevado. 

Dejando que el orgullo egoísta y el miedo personal mueran en su interior, el peregrino hace con que nazca la buena voluntad hacia los otros. Cuando el rencor y la falta de confianza en sí desaparecen, la verdadera fraternidad germina.

Aquel que abandona el cultivo de “sufrimientos favoritos” y “rencores secretos”, vive de hecho la Teosofía. Hay que eliminar el boicot a uno mismo. El individuo orgulloso, o que tiene envidia de otros, no es amigo de sí mismo. La vanidad debe ser desenmascarada para que surja un sentimiento humilde ante el cosmos y ante los sabios.

La sensación agradable de “parecer espiritual” es reconocida por el teósofo bien informado como un fraude narcisista, esencialmente igual a tantas otras falsedades personalistas del mundo de hoy.

Cuando las frustraciones personales son reconocidas como una neurosis poco atractiva y arrojadas al basurero del Karma, nace la satisfacción ilimitada de luchar por un ideal noble.

El placer de criticar las cosas supuestamente erradas (en los otros o en uno mismo) es reemplazado por la satisfacción duradera de curar, reparar, mejorar, rescatar y plantar lo que es bueno, hermoso y verdadero. 

Así el ciudadano construye una relación correcta entre lo que dice y lo que hace, lo que piensa y lo que siente, entre lo que quiere lograr en la vida y lo que realmente guía sus acciones. La autoestima le permite tener respeto por su prójimo y un contentamiento incondicional en su relación con la vida.

El desafío de la Logia Independiente no es darle prioridad al estudio de Helena Blavatsky, de las cartas de los Maestros, de los filósofos clásicos orientales y occidentales y de textos basados en estas fuentes. Esta decisión está tomada.

El deber del estudiante es observar su relación directa con el ideal que ha adoptado como suyo, mejorando a cada paso esa relación, de una manera invisible pero eficiente. No vale la pena quedarse indefinidamente en el mismo punto del proceso evolucionario.   

¿Qué formas de autodisciplina pueden hacer una revolución silenciosa en la vida del estudiante, de manera que él se despierte a tiempo?

Y, como dice la tradición judía, “si no ahora, ¿Cuándo?”

Cada día nos ofrece algunas semillas de eternidad, junto con lecciones valiosas del pasado y medios prácticos de construir un futuro correcto.

NOTA:

[1] “Las Cartas de los Mahatmas”, Editorial Teosófica, Barcelona, Carta 65, p. 522. En la edición mejicana de 1968 – “Cartas de los Maestros M. y K.H. para A.P. Sinnett”, Editorial Orion, 532 páginas – vea la Carta LXV, páginas 381-382.

000

El artículo “El Desafío de la Logia Independiente” es una traducción de “O Desafio Diante da Loja Independente”, texto que está disponible en nuestros sitios web asociados. La traducción al español es del teósofo, asociado de la Logia, Juan Pedro Bercial.

000

Vea en nuestros sitios web asociados los artículos “Resistência à Mudança, em Teosofia”, “A Psicanálise da Vaidade Espiritual”, “O Eu Social e o Eu Profundo”, e “Psicanálise  Reforça a Teosofia”.

000

El 14 de setiembre de 2016, tras un análisis de la situación del movimiento esotérico internacional, un grupo de estudiantes decidió crear a Logia Independiente de Teósofos. Dos de las prioridades de la LIT son sacar lecciones prácticas del pasado y construir un futuro correcto.

000

El e-grupo E-Theosophy ofrece un estudio regular de la teosofía clásica e intercultural enseñada por Helena P. Blavatsky (foto).

Aquellos que deseen unirse al e-grupo E-Theosophy en YahooGroups lo pueden hacer visitando https://groups.yahoo.com/neo/groups/E-Theosophy/info.

000

Esta entrada foi publicada em Carlos Cardoso Aveline. Adicione o link permanente aos seus favoritos.